Categories

A sample text widget

Etiam pulvinar consectetur dolor sed malesuada. Ut convallis euismod dolor nec pretium. Nunc ut tristique massa.

Nam sodales mi vitae dolor ullamcorper et vulputate enim accumsan. Morbi orci magna, tincidunt vitae molestie nec, molestie at mi. Nulla nulla lorem, suscipit in posuere in, interdum non magna.

Los Cuatro Acuerdos

Los Cuatro Acuerdos del Dr. Miguel RuizBueno ya hace algún tiempo comente en el resumen del libro “El pez que tenia sed” que me encontraba leyendo este libro del Dr. Miguel Ruiz, lamado “Los cuatro Acuerdos”. No es que hasta ahora haya estado inmerso en su lectua, mas bien al contrario, es un libro que se lee muy rápido y que es facil de entender, pero bueno no siempre se tiene tiempo para lo que se quiere y existian otras cositas que comentar que para mi tenian mas prioridad. Dicho lo cual paso a dar mi opinión/resumen, sobre el mismo.

El libro esta dividio en 7 capitulos de los que destacaria lo siguiente:

Capítulo 1 – La domesticación y el sueño del planeta

Nacemos con la capacidad de aprender a soñar, y los seres humanos que nos preceden nos enseñan a soñar de la forma en que lo hace la sociedad, a este proceso lo llama “la domesticación de los seres humanos”.

La domesticación es tan poderosa que, en un determinado momento de nuestra vida, ya no necesitamos que nadie nos domestique. Estamos tan bien entrenados que somos nuestro propio domador.

Estar vivos es nuestro mayor miedo. No es la muerte; nuestro mayor miedo es arriesgarnos a vivir: correr el riesgo de estar vivos y de expresar lo que realmente somos.

Los acuerdos que surgen del miedo requieren un gran gasto de energía, pero los que surgen del amor nos ayudan a conservar nuestra energía e incluso a aumentarla.

Cuando finalmente estemos dispuestos a cambiarlos, habrá cuatro acuerdos muy poderosos que nos ayudarán a romper aquellos otros que surgen del miedo y agotan nuestra energía.

Capítulo 2 – El primer acuerdo: “Se impecable con tus palabras”

Durante nuestra domesticación, nuestros padres y hermanos expresaban sus opiniones sobre nosotros sin pensar.

Las palabras captan nuestra atención, entran en nuestra mente y cambian por entero, para bien o para mal, nuestras creencias.

Ser impecable con tus palabras es no utilizarlas contra ti mismo.

Capítulo 3 – El segundo acuerdo: “No te tomes nada personalmente”

Los seres humanos somos adictos al sufrimiento en diferentes niveles y distintos grados; nos apoyamos los unos a los otros para mantener esa adicción.

Capítulo 4 – El tercer acuerdo: “No hagas suposiciones”

Tendemos a hacer suposiciones sobre todo. El problema es que, al hacerlo, creemos que lo que suponemos es cierto.

Como tenemos miedo de pedir una aclaración, hacemos suposiciones y creemos que son ciertas; después, las defendemos e intentamos que sea otro el que no tenga razón.

Capítulo 5 – El cuarto acuerdo: “Haz siempre lo máximo que puedas”

Bajo cualquier circunstancia, haz siempre lo máximo que puedeas, ni más ni menos. Pero piensa que eso va a variar de un momento a otro. En ocasiones, lo máximo que podrás hacer tendrá una gran calidad, y en otras no será tan bueno.

Tienes derecho a ser tú mismo. Y sólo puedes serlo cuando haces lo máximo que puedes. Cuando no lo haces, te niegas el derecho a ser tú mismo.

Capítulo 6 – El camino tolteca hacia la libertad “Romper viejos acuerdos”

La verdadera libertad está relacionada con el espíritu humano: es la libertad de ser quienes realmente somos.
Si observamos nuestra vida, veremos que, en lugar de vivir para complacernos a nosotros mismos, la mayor parte del tiempo sólo hacemos cosas para complacer a los demás, para que nos acepten.
Podemos alcanzar el cielo en vida; no tenemos que esperar a morirnos. Pero en primer lugar necesitaremos que nuestros ojos sean capaces de ver la verdad y nuestros oídos puedan escucharla. Necesitamos librarnos del parásito (sistema de creencias).

Capítulo 7 – El nuevo sueño “El cielo en la tierra”

La única razón por la que sufres es por que eliges hacerlo. Si examinas tu vida, descubrirás muchas excusas para sufrir, pero no encontrarás una buena razón para hacerlo. Lo mismo ocurre con la felicidad. La única razón por la que eres feliz es porque eliges serlo. La felicidad, igual que el sufrimiento, es una elección.

Bueno como vereis toda una forma de vida “impecable” y mas facil y placentera de llevar a cabo de lo que parece.

Tomate pues como propios los 4 Acuerdos y PRACTICALOS !!!!!!!

Leave a Reply